Despido Inminente

hand-1538204_960_720

Os comento una experiencia que acabo de tener y seguro que a alguno de vosotros le servirá de ayuda.

Esta tarde he tenido que ayudar legalmente a mi pareja en su despido. Como ya sabéis yo no soy abogado, solo un simple estudiante de Derecho, por lo que he actuado en calidad de simple asesor. He de reconocer que ha sido bastante desagradable, una “negociación” bronca y en la que, en términos generales, hemos salido victoriosos.

El despido era inevitable y además en periodo de prueba. No había nada que pudiera hacer, salvo asegurar que mi pareja recibiera su finiquito y el despido se efectuara de forma escrupulosa y conforme a la legalidad.

La carta de despido era correcta y habían dos copias, por lo que ni siquiera hizo falta exigirla, pero no venía acompañada de la liquidación o finiquito.

Llegados a este punto, y antes de firmar, aconsejé a mi pareja que pusiera primero “No conforme: pendiente de liquidación. No recibo cantidades por finiquito”, después la fecha y por último la firma.

Veo que su Jefa se empieza a poner nerviosa y pregunta “¿Qué es lo que estás escribiendo?” Para después decir “eso no se puede hacer”.

Es entonces cuando finalmente intervengo diciendo: “Ella no va a firmar otra cosa que no sea eso. Si lo quieres bien, y si no le notificas el despido por burofax. Nos marchamos”.

Evidentemente no nos dejó si quiera salir de su oficina. Accedió y finalmente se firmó la carta de despido en la forma que exigíamos.

Si bien queda pendiente el tema del finiquito, algo que realmente no me preocupa porque lo acabarán pagando, ya sea por las buenas o por la vía de lo social, estoy bastante satisfecho con el resultado.

Ya os podéis imaginar el resto: malas caras, reproches y mucha tensión. Ha sido una tarde dura, pero me quedo con la satisfacción de haber defendido a una persona, en este caso mi pareja, de una injusticia. Esto es, sin duda, lo mejor y más bonito del Derecho.

Espero que os sirva mi experiencia.

Juan

ACTUALIZACIÓN 29/5/2017

Ha pasado una semana desde que mi pareja firmó el despido, pues tenía fecha efectiva el 22 de mayo, por lo que le he aconsejado que solicite un acto de conciliación ante el organismo competente de la Comunidad Autónoma. Lo ha tramitado por ventanilla única y quedamos a la espera de noticias.

ACTUALIZACIÓN 30/5/2017

Hoy hemos recibido un mensaje de whatsapp comunicándonos que ya estaba preparado el finiquito. Como ya sabéis, el finiquito deben de dártelo (en teoría) el último día de tu relación laboral, por lo que ya llevan 8 días de retraso.

Encima de la mesa no hay ningún cheque, pero si dos documentos: la liquidación propiamente dicha y una “carta” en la que mi pareja “declara” voluntariamente estar conforme con la liquidación aunque no exista resguardo o comprobante de pago de la misma y renuncia a una posterior reclamación y a ejercer acciones legales posteriores.

Mi reacción fue: “Esto no lo firmes”. La chica encargada de este marrón, que es una secretaria que poco o nada tiene que ver con este tema, pues solo se limita a hacer el trámite, me indica que tiene orden de no tramitar nada hasta que esos documentos sean firmados, y por lo tanto no se le abonaría el finiquito mediante transferencia bancaria.

Le dimos lo que quería la empresa, ella firmó los documentos que le plantaron encima de la mesa, pero con la siguiente coletilla: “No conforme, me reservo el derecho a ejercer cuantas acciones considere oportunas. Pendiente de cobro. Pendiente de revisar cantidades”.

Efectivamente, mañana cuando tenga un poco de rato miraré bien la liquidación con calculadora en mano, y ya veremos si los números cuadran o no.

Llegados a este punto, pueden pasar dos cosas: uno, que se nieguen a tramitar la liquidación y el proceso se alargue mas; dos, que finalmente paguen y acaben con este tema de una vez por todas. El tiempo lo dirá y yo os lo contaré.

Lo que está claro es que entre el trabajo, la casa, y estas minucias, estoy echando a perder el cuatrimestre. Eso si, me estoy hinchando a hacer prácticas y a asesorar gente con problemas (algunos de ellos serios). ¿No se trataba de eso? En fin, el que no se consuela es porque no quiere, pero este verano me veo estudiando en vacaciones.

Juan.

ACTUALIZACIÓN 1/6/2017

Ya han pagado y se acabó la historia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *