Consecuencias de rehusar comunicaciones.

mail-1707817_960_720En alguna ocasión os he comentado la importancia de hacer las comunicaciones por escrito, y si es posible, mediante burofax.

El otro día un amigo me hizo la siguiente pregunta: ¿Qué pasa si alguien se niega a recibir el burofax?

Lo primero deciros que es absurdo negarnos a ser notificados, a no ser que lo que pretendamos es ganar tiempo en algún tipo de proceso. De hecho, siempre se suele recomendar no negarse a ser notificados, pues puede tener consecuencias negativas como veremos a continuación.

El perjuicio de no hacer efectiva la notificación opera en contra de quien se niega a ser notificado, que además está incurriendo en mala fe, pues nosotros hemos expresado inequívocamente nuestra voluntad de comunicar y la otra parte de no ser comunicada.

Por eso siempre es aconsejable que las comunicaciones las hagáis por escrito, y si es por burofax, mejor, porque en el caso de un burofax que haya sido rehusado dispondremos del justificante como prueba.

Si vuestra compañía de teléfono, de luz, agua, etc., rehusa recibir vuestro burofax, tranquilos, es mucho peor para ellos.

Juan.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *